Hipersensibilidad dental

 

La hipersensibilidad dental se ha convertido en una de los primeros motivos de consulta odontológica.

la podemos definir como un dolor muy intenso y verdaderamente molesto que se presenta comúnmente cuando nos estamos deleitando con un delicioso helado, una comida con una preparación agridulce o simplemente cuando tocamos esa zona del diente que se encuentra cerca a la encía; y en ese momento es cuando pensamos de inmediato: “tengo que ir donde el odontólogo”.

La hipersensibilidad dentinaria como es su nombre correcto, es simplemente la respuesta del tejido pulpar a un estímulo externo, generalmente térmico, químico o táctil entre otros; es un dolor rápido y agudo de corta duración. El dolor, se presenta cuando la superficie de la raíz queda expuesta en el momento que la encía se retrae (retracción gingival), algunos de los factores que la originan es el exceso de cepillado dental, un cepillado demasiado fuerte, una enfermedad periodontal existente o simplemente el paso de los años.

La forma de transmisión del estímulo doloroso ocurre cuando existe la exposición de micro túbulos dentinarios en el diente afectado; estos micro túbulos tienen en su interior un líquido que al provocarle un movimiento con el estímulo térmico, táctil o químico entre otros trasmite una información a través de la fibras nerviosas de la pulpa ocasionando dolor.

Existen una serie de tratamientos para solucionar parcial o totalmente esta molestia, dentro de ellos están las aplicaciones de cremas dentales que día a día con los avances tecnológicos y estudios realizados dan excelentes resultados; otro tratamiento son las obturaciones de estas retracciones con ionómeros de vidrio o resinas compuestas cuando existen superficies socavadas (abrasiones); y cuando el o los dientes presentan retracciones y abrasiones muy extensas, recurrimos a los tratamientos endodónticos complementados con tratamientos restauradores, también tenemos que mencionar los procedimientos quirúrgicos que son aquellos que su objetivo es restablecer la posición y salud de las encías afectadas.

Pero siempre debemos recordar que es más fácil prevenir que curar; para esto debemos tener en cuenta:

  • Una buena técnica de cepillado con un cepillo ergonómico de cerdas suaves y redondeadas; movimientos circulares de barrido sin excederse en la fuerza.
  • Usar cremas dentales no abrasivas aprobadas por el organismo regulador de productos odontológicos.
  • El correcto uso de la seda dental sin maltratar las encías. -Utilizar enjuague bucal como complemento del cepillado y no como primera opción de higiene oral.
  • Importante el cambio periódico del cepillo dental.
  • Por último visitar al odontólogo entre 3 y 4 veces al año para control y evaluación, donde se puedan encontrar evidencias tempranas de patologías dentales como retracción gingival, enfermedad periodontal, abrasión y/o atrición dental.
back to top
 

 CONTACTENOS

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
3587219 - 3012525
Barranquilla: 318 7080821
Usa Phone: 561 9270292
 

UBICACIÓN

  Cra. 52 No. 79 - 71
Barranquilla, colombia
  Lunes a viernes 7:00 - 19:00
Sábado 7:00 – 15:00
 

SIGUENOS

Facebook
Twitter
Instagram

Copiright © 2016. Dra. Luisa Obregon